IVA y Canon Digital incluidos
Home / BLOG / Gestionar El Uso Del Chromebook En El Aula
Gestionar El Uso Del Chromebook En El Aula

Gestionar El Uso Del Chromebook En El Aula

¡Así que te dieron Chromebooks para tu aula! Es una gran oportunidad para tí y tus alumnos. Habrás escuchado que son herramientas excelentes. Cada situación es diferente, pero hay algunas cosas que puedes considerar para que el cambio sea suave para todos.

¿Qué son los Chromebooks?

¿Qué es un Chromebook? ¿Por qué es diferente a un portátil? Es bueno tener un conocimiento general de lo que vas a presentar en clase. En esencia, un Chromebook es un netbook, que cuenta con el sistema operativo Chrome OS en lugar de MacOS o Windows. No te preocupes – el sistema no te parecerá extraño una vez que te acostumbres a él. Para llamarse Chromebook, el portátil debe cumplir ciertos requisitos de Google que les permiten trabajar con las herramientas de Google con comodidad. Los Chromebooks están diseñadas para funcionar sin problemas con las aplicaciones de Google, pero puedes usar casi cualquier aplicación web en un Chromebook, incluyendo Office 365. Cierto es que existen algunas excepciones, pero esa lista se acorta cada día. Los Chromebooks no disponen de un gran espacio de almacenamiento, ya que no están diseñados para guardar un gran número de documentos y/o datos. Para almacenar toda esa información, contamos con Google Drive. 

Por lo general, al usar un Chromebook, iniciarás sesión con tu propia cuenta de correo electrónico de Google, o con la cuenta del colegio. Probablemente también sea cómo los alumnos usen el Chromebook. Los documentos que crees y sobre los que trabajes se guardarán en Google Drive, lo que significa que pueden acceder a la misma cuenta desde cualquier dispositivo y encontrar todas tus cosas ahí. Por eso, tus alumnos no necesitan usar el mismo Chromebook cada vez (aunque algunos maestros prefieren eso, para tener un control de cómo tratan los dispositivos. ¡Bastante genial!

Rutinas diarias

Piensa bien tus rutinas diarias y el almacenamiento de los dispositivos. Según cuántos Chromebooks tengas, y según la política de tu colegio, querrás considerar los siguientes puntos:

  • ¿Los alumnos pueden llevarse los dispositivos a su casa? ¿Son responsables de ir a la escuela con un dispositivo completamente cargado? ¿El colegio designa políticas para la gestión de los dispositivos, o necesitas establecerlas tú?
  • ¿Cómo saben los alumnos qué días deben llevan los dispositivos al colegio? Es una buena idea tener un sistema o una señal para no tener que contestar la pregunta “¿Puedo sacar mi Chromebook?” un millón de veces al principio de cada clase. Frisco ISD tiene varios recursos muy buenos para la gestión de dispositivos y señales de uso – su sitio web está diseñado para los alumnos que traen sus propios dispositivos a clase, pero los recursos son útiles para cualquier maestro que tenga dispositivos en su aula. Mira algunos consejos para alumnos y folletos creados por alumnos.
  • Si se van a guardar las Chromebooks en el aula, ¿dónde y cómo se guardarán? ¿Cuáles son los problemas del almacenamiento de los Chromebooks?
  • También es recomendable ser muy específico al enseñar a los alumnos a manejar un Chromebook. Una muy buena idea, es enseñarle a los alumnos que deben transportar el dispositivo con las dos manos. Asegúrate de enseñarles este comportamiento a tus alumnos… admito que he visto caer varios Chromebooks en clase.
  • Los equipos se ensucian con facilidad. Asegúrate de establecer políticas de uso de los dispositivos con comida o bebidas alrededor. ¿Quién será responsable de limpiar los dispositivos? ¿Con qué frecuencia? ¿El centro educativo proporcionará materiales de limpieza legales y seguros para el uso en escuelas? 

(No se aconseja el uso de limpiacristales en los Chromebooks.)

  • Expectativas y consecuencias

Si no has utilizado equipos en tu clase, necesitarás adaptarte a un nuevo estilo de clases poco a poco. No te pongas en el rol de policía de internet, pero es buena idea moverse bastante por el aula. Antes de pedirles a los alumnos que traigan sus dispositivos, asegúrate de encontrar un propósito claro para su uso y comunicárselo a tus alumnos de forma clara (con recordatorios intermitentes). Si tu director entra a clase y le pregunta a un alumno “¿Qué estás haciendo con el Chromebook?”, la idea es que puedan contestar de forma inteligente. Para evitarte dolores de cabeza en el futuro, diseña algunas señales de atención para usar (sí, incluso con estudiantes más grandes) para no tener que estar haciendo danza interpretativa para obtener la atención de una clase llena de alumnos con los ojos pegados a la pantalla. Algunos maestros dicen “Pantallas 45” para indicar que necesitan interrumpir el trabajo por un momento, y luego “Pantallas cerradas” para indicar que necesitan que los alumnos apaguen sus dispositivos. Asegúrate de darles tiempo para que respondan.

Una vez que hayas establecido las expectativas para el uso de dispositivos en tu aula, necesitarás decidir las consecuencias del mal uso. El colegio puede tener una política a seguir, o puedes crear la tuya propia. Asegúrate de que tenga en cuenta el error ocasional, y sé consistente y justo/a al aplicarla. Siempre es buena idea saber cómo se puede dar la clase sin usar la tecnología, por si algo llega a salir mal.

Luego de revisar los procedimientos básicos y las expectativas con los alumnos, una buena idea es involucrarlos en la gestión de su aula haciendo que creen presentaciones o folletos como recordatorios para toda la clase.

No te angusties: ¡Planifica!

Tienes una gran oportunidad para llevar tus clases más allá cuando tienes Chromebooks en el aula. Con un poco de organización previa, la experiencia con estos dispositivos puede ser genial, y tus alumnos adquirirán competencias muy útiles

¿Quieres aprender más?

Regístrate en el siguiente Webinar sobre este tema con Katherine Livick en http://ctl.info/webinars/

También puedes ver todos nuestros webinars pasados en http://ctl.info/webinars/ o en el Canal de Youtube de CTL.